agonia
espanol

v3
 

Agonia.Net | Reglas | Publicidad Contacto | Regístrate
poezii poezii poezii poezii poezii
poezii
armana Poezii, Poezie deutsch Poezii, Poezie english Poezii, Poezie espanol Poezii, Poezie francais Poezii, Poezie italiano Poezii, Poezie japanese Poezii, Poezie portugues Poezii, Poezie romana Poezii, Poezie russkaia Poezii, Poezie

Poemas Personales Prosa Guión Ensayo Presa Artículo Comunidades Concurso Especial Técnica literaria

Poezii Românesti - Romanian Poetry

poezii


 

Textos del mismo autor




Traducciones de este texto
0

 Los comentarios de los miembros


print e-mail
Visualizaciones: 6770 .



Presencia judía en Panamá
artículo [ Presa ]
Un acercamiento histórico

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
por [Songo ]

2013-05-19  |     | 



Conferencia dictada el 13 de febrero de 2013 en el Isrotel, Tel Aviv, en el marco de la 26a. Feria Internacional del Libro de Jerusalén, Israel.

---
Autor: Edilberto González Trejos


La historia de los judíos en América existe desde Cristóbal Colón y su primer viaje transatlántico que tuvo lugar el 3 de agosto de 1492, cuando salió de España y eventualmente "descubrió" el Nuevo Mundo. La fecha de su partida correspondió con el día en que los Reyes Católicos Isabel de Castilla y Fernando I de Aragón mandaron que los judíos de España se convirtieran al Catolicismo, o que salieran del país, o que fueran condenados a la muerte por la desobediencia de la monarquía.

Había al menos seis judíos - judíos-crípticos o marranos, convertidos al catolicismo - que viajaron con Colón en su primer viaje incluyendo a Rodrigo de Triana, Maestre Bernal, quien trabajó de médico para la expedición, y Luis De Torres, el intérprete que hablaba hebreo y árabe, que se creían lenguas útiles en el Oriente, su destino original.

Como muestra de la influencia judía en nuestro Istmo, tenemos que el Primer Gobernador de la Castilla del Oro, Pedrarias Dávila era nieto del judío converso Diego Arias Dávila, de las personas más influyentes en la Segovia del Siglo XV.

En los siguientes años, judíos o criptojudíos se establecieron en Nueva España y en las colonias Portuguesas del Caribe, donde se creían fuera del alcance de la Inquisición, incluyendo los territorios de Castilla de Oro y Veragua, lo que corresponde a la actual Panamá.

Así tenemos que son comunes en Panamá apellidos como Silvera, Pereira, Castro, Castroverde, Plata, Oro, Robles, Henríquez, Bejarano, sin siquiera mencionar la larga lista de apellidos patronímicos terminados en “ez”.

Si bien descendientes de los “anusim”, marranos o criptojudíos procedentes de la Península Ibérica, han vivido en Panamá desde comienzos del siglo XVI, no existió allá una comunidad judía que haya practicado abiertamente su religión hasta que pasaron siglos.

Sabemos por el Profesor Alfredo Figueroa Navarro que hubo hebreos en la ciudad de Panamá La Vieja, que incluso instalaron sinagogas secretas (1).

Judíos, tanto sefaradim como ashkenazim, comenzaron a arribar a Panamá en cantidades importantes, recién a mediados del siglo XIX, atraídos por alicientes económicos tales como la construcción del ferrocarril bioceánico y la fiebre del oro en California.

De esta manera nace la primera congregación – Kol Shearit Israel – fundada en 1876 por judíos sefaradim de culto religioso liberal procedentes del Caribe y Holanda. Hoy en día está identificada con el judaísmo reformista y suma aproximadamente unas 160 familias.

Entre estas familias pioneras encontramos a los Maduro, Fidanque, Toledano, Piza, Lindo, Ehrman, Cardoze, Delvalle.

Esta comunidad prosperó mucho e incluso fundó bancos en Panamá, tal como lo hicieron las familias Piza, Lindo y Ehrman.

En este sentido, el Profesor Figueroa Navarro antes citado, señala que los Piza, Lindo y Toledano prestaron dinero para sobornar a las tropas colombianas instaladas en la ciudad de Colón, convirtiéndose en un grupo que llegó a vincularse con las gestas independentistas de 1903 (2).

Asimismo, una de las marchas patrióticas más importantes del Istmo, la “Marcha Panamá” fue escrita y compuesta por Eduardo Maduro, miembro de dicha comunidad.

Fascina el hecho de que Panamá es el único país del mundo, a excepción de Israel, que ha tenido dos presidentes judíos en el siglo veinte. En los años sesenta Max Delvalle fue primero vicepresidente y luego presidente de la República. Delvalle es famoso por su discurso presidencial inaugural, en el cual dijo lo siguiente: “Hoy hay dos presidentes judíos en el mundo, que son el presidente del Estado de Israel y yo mismo” (3). Su sobrino, Eric Arturo Delvalle, fue presidente de la República entre 1985 y 1988. Los dos eran miembros de la sinagoga Kol Shearit Israel y estaban involucrados en la vida judía.

Les siguieron otras olas inmigratorias: durante la Primera Guerra Mundial procedentes del Imperio Otomano en desintegración; antes y después de la Segunda Guerra Mundial desde Europa; desde países árabes debido al éxodo provocado en 1948; y más recientemente desde países sudamericanos que sufrieron crisis económicas.

Así se fundó la Sociedad Israelita de Beneficencia Shevet Ahim en 1933, con judíos de origen sirio (mizrahim). Luego con la llegado del recordado rabino Sion Levy en 1951, se consolida como Congregación siguiendo una línea ortodoxa, según las directrices de la Halajá.

Luego, cerca de 1940, un grupo de judíos ashkenazi empieza a reunirse en casas de feligreses, hasta que cerca de 1960 adquieren el inmueble que se constituye como su Sinagoga, estableciendo con el tiempo la Comunidad Bethel.

Todos estas congregaciones han contribuido a la diversidad de la población judía en el Panamá actual.

Es harto conocido el aporte de la comunidad hebrea en cuanto a banca, finanzas, comercio, la construcción y la economía en general, pero yo quiero resaltar un aspecto crucial, en el marco de la Feria Internacional del Libro precisamente, a saber: La Educación.

La primera institución educativa creada por la comunidad hebrea en Panamá fue el Instituto Alberto Einstein, en el año 1955, con la gestión de personas como don Aaron Eisen y los profesores Salem y Yauda Kuzniecky, entre muchas otras personas, que la hicieron una institución educativa de primer nivel, donde han tenido acceso a la educación, hebreos y no hebreos por igual, nacional y extranjeros.

En el año 2000 se creó el Colegio Isaac Rabin, institución educativa con niveles de excelencia que inculca las tradiciones judías en un ambiente multicultural, con don Alan Perelis (hijo del recordado Manolo Perelis) como Presidente de su Junta Directiva.

Panamá siempre será un país de oportunidades y retos, para quienes se atreven a la innovación y el cambio, donde a su vez se convive en tolerancia y pluralidad de identidades, que complementa de muchas formas a Israel, por lo que auguro una continua y renovada interacción entre estas naciones y aseguro que seguirá atrayendo a judíos de todo el mundo, para hacer de esa pequeña franja de tierra, un lugar al que TAMBIÉN puedan llamar HOGAR.

GRACIAS.

---
(1) “Participación de la comunidad hebrea en los 100 años de la República de Panamá”. Conferencia dictada por Alfredo Figueroa Navarro en el Club Hebreo de Panamá en el mes de octubre de 2003.
(2) Op. Cit. Íbidem.
(3) “Panama: Stability In The Cradle of Transcience” (“Panamá: Estabilidad en la cuna de la transitoriedad”), publicado en la edición “Fall 2005” del “WJC Report”, revista oficial del Congreso Judío Mundial. La versión al español fue elaborada por Pedro Olschansky, director de Comunicación del Congreso Judío Latinoamericano.

.  | index










 
poezii poezii poezii poezii poezii poezii
poezii
poezii La casa de la literatura poezii
poezii
poezii  Busca  Agonia.Net  

La reproducción de cualquier texto que pertenece al portal sin nuestro permiso està estrictamente prohibida.
Copyright 1999-2003. Agonia.Net

E-mail | Política de publicación et confidencialidad

Top Site-uri Cultura - Join the Cultural Topsites!