agonia
espanol

v3
 

Agonia.Net | Reglas | Mission Contacto | Regístrate
poezii poezii poezii poezii poezii
poezii
armana Poezii, Poezie deutsch Poezii, Poezie english Poezii, Poezie espanol Poezii, Poezie francais Poezii, Poezie italiano Poezii, Poezie japanese Poezii, Poezie portugues Poezii, Poezie romana Poezii, Poezie russkaia Poezii, Poezie

Artículo Comunidades Concurso Ensayo Multimedia Personales Poemas Presa Prosa _QUOTE Guión Especial

Poezii Romnesti - Romanian Poetry

poezii


 

Textos del mismo autor


Traducciones de este texto
0

 Los comentarios de los miembros


print e-mail
Visualizaciones: 1962 .



EL REGALO DE LOS DIOSES
poemas [ ]

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
por [Ernesto R. del Valle ]

2009-02-04  |     | 




Por Ernesto R. del Valle

( Versión poética de la leyenda Naualt sobre el maíz.)


Y fue Quetzalcóatl, quien descendió a la Tierra
con todo su poder,
en busca del sustento de los hombres.
Porque eran muchos los dioses en la era del Quinto Sol
y no alcanzaba el alimento.
Eran muchos en Teotihuacan
y se preguntaban
qué comeremos, dioses, qué comeremos?

Fue así que Quetzalcóatl, descendió a la Tierra
y convertido en una hormiga negra
sacó de su calor telúrico al maíz,
la semilla divina que arrancó
un pedazo de sol para vestirse.

Eso fue en Tonacatépetl llamado
El Monte de nuestro Sustento.
Quetzalcóatl convertido en hormiga
llevó el maíz
hacia el placentero lugar de los dioses
llamado Tamoanchán
allí probaron el sabor suave y dulce del maíz
y vieron que era bueno al paladar
y a la salud del cuerpo y al aire que respiraban.

Allí estaban compartiendo del manjar
Oxomoco y su mujer Cipactónal,
el Adán y la Eva Naualt de la leyenda.
Luego que los labios de los dioses conocieron
las delicias del maíz, lo bendijeron
más no alcanzaba su cantidad
para tantas hambres por venir
y así trataron de atraer hacia Tamoanchán
el Monte de nuestro Sustento
pero no pudieron
y acudieron también a Nanáhuatl,
el sol de Teotihuacán en busca de consejo

El sol, a su vez,
pidió ayuda a los Tlaloques,
para ver si con sus lluvias podían poner en sus bocas
el sabor de la semilla que los alimentaba

De los cuatro puntos cardinales
las lluvias fueron enviadas por los Tlaloques:
las azules del sur,
las blancas del oriente,
las amarillas del poniente
y las rojas del norte

Cuando la tierra quedó embarazada por las lluvias
Nanáhuatl lanzó su poderoso rayo
sobre el Monte de Nuestro Sustento
y éste abrió su vientre para siempre.

De él salió maíz azul, rojo, blanco y amarillo,
los bledos, frijoles, la chía, y todo lo que hoy el hombre
con su trabajo, sus sueños y conquistas hace
para que las cosas constituyan nuestro sustento.


(Marzo 2007)




.  |










 
poezii poezii poezii poezii poezii poezii
poezii
poezii La casa de la literatura poezii
poezii
poezii  Busca  Agonia.Net  

La reproducción de cualquier texto que pertenece al portal sin nuestro permiso està estrictamente prohibida.
Copyright 1999-2003. Agonia.Net

E-mail | Política de publicación et confidencialidad

Top Site-uri Cultura - Join the Cultural Topsites!