agonia
espanol

v3
 

Agonia.Net | Reglas | Publicidad Contacto | Regístrate
poezii poezii poezii poezii poezii
poezii
armana Poezii, Poezie deutsch Poezii, Poezie english Poezii, Poezie espanol Poezii, Poezie francais Poezii, Poezie italiano Poezii, Poezie japanese Poezii, Poezie portugues Poezii, Poezie romana Poezii, Poezie russkaia Poezii, Poezie

Poemas Personales Prosa Guión Ensayo Presa Artículo Comunidades Concurso Especial Técnica literaria

Poezii Românesti - Romanian Poetry

poezii


 

Textos del mismo autor




Traducciones de este texto
0

 Los comentarios de los miembros


print e-mail
Visualizaciones: 3406 .



El General Vive, El Dictador Muere.
poemas [ ]
Juan Garrido Salgado

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
por [NMP ]

2007-01-01  |     | 



Juan Rulfo le respondió a Borges:
Si, verdad. Después anda uno por ahí muerto haciendo como si estuviera uno vivo.



Tengo mi cárcel
Como un testamento de la lista del informe Retty.
A los torturadores de Borgoño nunca los vi,
sus voces fueron puños y electricidad.

El general vive, el dictador muere
rico, asesino, corrupto y libre
como jubilado rechoncho y consentido.
Somos los otros los que se mueren día a día
sin casa, ni trabajo y sin dignidad.

El general vive, el dictador muere.
Su corazón es piedra, no palpita
se apega su carne, se calienta.
Vuelve a dormir en el desierto
de sus pesadillas de ‘libertador de la patria’,
y ladrón a la patria.
Sus estrellas de General
alumbran las matanzas.
¿Dónde están? Las almas de nuestros compañeros y compañeras.

El general vive, el dictador muere
su cuerpo se hincha de maldad.
Su corazón es piedra
que no palpita, calienta el desierto de la injusticia.
Constitución manchada de sangre.
Constitución de leyes que son barrotes invisibles del poder.
Amarres de códigos que nos dan la democracia dura
con presos Mapuches de la ley antiterrorista.
Cuerpos que fueron semillas sin nombre, ni tumbas.


Soy un verso libre
con una cárcel en la memoria de la piel.

El general vive, el dictador muere.
Muerte que se negocia entre Dios y el Diablo.
El cielo no será su paraíso
Los ángeles de Lonquén y el Estadio Chile
lo esperan sin alas, ni aureola sino con la espada de la verdad.
Las llamas no serán su purgatorio;
ya que el espejo del pasado esta en esas calles de Santiago,1973.


El General vive, el dictador muere
Hay más de 3 mil ojos que lo miran desde ese territorio sin nombre, ni tumba.
¿Dónde están? las ultimas miradas, sueños antes de ser devorados
por un fusil traidor.
El dictador ha muerto sin corazón
Tumbas que lo huyen y lo llaman al infierno del terror.
Tumbas que lo huyen, llamas que son cenizas de su maldad.


Juan Garrido Salgado
Australia, 8 de Diciembre 2006





La muerte anda por allí…

Tengo casi 50 el próximo Julio
Vivo casi muriéndome en la XIV región
Piso distancias en la memoria.
Piso heridas, sangre y cenizas en la memoria.
Hablo el idioma de los abuelos
en las tardes a esa hora de la comida.
Vivo entre idiomas
La abuela es la existencia del amor
Hablo el idioma Anglo sajón
a la hora del trabajo,
plantó los frutos para la mesa de los marginados.
Cosechó la tierra cuando mi abuela
duerme bajo esa otra luna.
Solo en las tardes me conecto con la red de la otra patria.


.  |










 
poezii poezii poezii poezii poezii poezii
poezii
poezii La casa de la literatura poezii
poezii
poezii  Busca  Agonia.Net  

La reproducción de cualquier texto que pertenece al portal sin nuestro permiso està estrictamente prohibida.
Copyright 1999-2003. Agonia.Net

E-mail | Política de publicación et confidencialidad

Top Site-uri Cultura - Join the Cultural Topsites!