agonia
espanol

v3
 

Agonia.Net | Reglas | Publicidad Contacto | Regístrate
poezii poezii poezii poezii poezii
poezii
armana Poezii, Poezie deutsch Poezii, Poezie english Poezii, Poezie espanol Poezii, Poezie francais Poezii, Poezie italiano Poezii, Poezie japanese Poezii, Poezie portugues Poezii, Poezie romana Poezii, Poezie russkaia Poezii, Poezie

Poemas Personales Prosa Guión Ensayo Presa Artículo Comunidades Concurso Especial Técnica literaria

Poezii Românesti - Romanian Poetry

poezii


 
Textos del mismo autor






Traducciones de este texto
0

 Los comentarios de los miembros


print e-mail
Visualizaciones: 1119 .



No estamos solos
prosa [ ]

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
por [eviterno ]

2010-01-19  |     | 




Aquella manana Petronilo se dio cuanta de una gran realidad que hasta ese momento la habia ignorado por complete y que al descubrirla, cambió su vida de una forma radical desde ese mismo momento.
Era una realidad simple pero ponderosa; como simple y ponderosa es la verdad y ponderosa y simple la belleza original. Tan simple era, que hasta tenia dos piernas robustas, una barba de varios meses, cabellos largos y rubios, y una mochila de turista en la espalda.
Los otros ninos lo habian visto desde hace mucho antes y lo estaban siguiendo como uno sigue algo que es del otro mundo, algo que no se habia visto nunca. Aveces lo rodeaban para analizarlo de todos los angulos y mientras lo admiraban se reian de él con carcajadas de soprano y hasta se atrevian a tocarlo para ver si era de carne y hueso como todos los demas. Mas él, con una sonrisa dulce caminaba a pasos agigantados cargando su mochila que de tantos viajes estaba sucia y descolorida.
Pero no solamente los ninios lo seguian, las mujeres tambien habian encontrado en él una magia diferente. Ellas lo seguian por su bellaza. Estaban acostumbradas a los cabellos negros y enredados y llenos de piojos de sus maridos. Pero aquel personaje que parecia haber aparecido de la nada, aunque no habia tomado un banio en dias olia major que ellos y tenia los cabellos como el color del sol, los ojos como el color del cielo y la piel como el color de la luna.
-Es tan hermoso que lo seguiria hasta la muerte, digo una de las mujeres y otra, la mas cautelosa y soberbia, aseguro en voz alta que aunque lindo y perfumado de seguro que cuando iba al banio dejaba las mismas miseries que todos dajamos.
Petronillo escucho las risotadas de sus amigitos y cuando vio al grupo de curiosos que se habian aglomerado supo que algo extraordinario estaba pasando. Caminó despancio hacia ellos pero no fue necesario acercarse por complete para descubrir qué era lo que habia cautivado la attention de los demás.
En verdad, él venia de otro mundo, venia de un mundo mejor donde las frutas y los vegetables no crecian de la tierra sino salian de los supermercados en paquetes de colores. Donde en lugar de dinero habian tarjetas mágicas con las cuales uno podia comprar lo que deseaba. Un lugar donde el agua fresco y pura corria por tubos y llegaba a las casas. Uno debia nada mas abrir una llave de agua y ella brotaba mágica, como una cascada refrescante. El era un habitante del primer mundo, donde los ciudanos eran priviligeados y comian tres, cuatro y hasta cinco veces al dia sin pena ni verguenza. Era un turista que habia venido a conocer la verdadera cara de lo que en las Universidades de Michigan y California se conocia como el tercer mundo, por no decir el último, mundo por el cual nadie daba ni un centavo, pero todos sacaban ganancias suculentas.

Petronillo al verlo se quedo pensativo y sus ojos negros se perdieron en un ajuguero oscuro en el cual no habia tiempo ni espacio. Para los otros ninos , el turista no era mas que una cosa rara, grande, con barba tupida y mochila polvorienta, era tan solo un payaso gigantesco con cachetes rojos y pelo dorado. Para las mujeres, él era un simbolo de la passión y el amor, hermoso y perfumado, Mas para Petronilo, aquél turista era el despertar de un largo suenio, el suenio de pensar que solamente ellos existian en esa pequenia aldea. Y aunque Petronilo aún era un nino de cinco annios comprendió que las montanias que lo rodeaban no eran la vedad absoluta. Supo que habia un mundo por recorrer y aunque no sabia como ni cuando, supo que él tambien viajaria con su mochila polvorienta recorriendo caminos que pocos lo habian echo.

Lo que él aun ignoraba y que de seguro no iba a entender debido a su corta edad era que habia una gran diferencia entre un turista del primer mundo y un emigrante tercer mundista. Ignoraba que habian paises en donde en lugar de su nombre lo llamarian sudaca, Indio. No sabia que habian paises donde no lo dejarian entrar o que de donde lo reportarian.
No sabia muchas realidades que eran la causa de que el viviese en esa miseria pero de todas formas, esas eran verdades que él las iba a descubrirla a su debido tiempo.


.  | index











 
shim La casa de la literatura shim
shim
poezii  Busca  Agonia.Net  

La reproducción de cualquier texto que pertenece al portal sin nuestro permiso està estrictamente prohibida.
Copyright 1999-2003. Agonia.Net

E-mail | Política de publicación et confidencialidad

Top Site-uri Cultura - Join the Cultural Topsites!